LUGARES DE INTERÉS

Benaoján

Pequeña localidad situada a unos 564m de altitud sobre el nivel del mar en la ladera este de la Sierra de Juan Diego (Serranía de Ronda), en plenoValle del Guadiaro. Con una extensión de 32 kmy unos 1600 habitantes, se divide en dos núcleos de población: Benaoján(principal) y Estación de Benaoján (junto a la línea de ferrocarril Bobadilla-Algeciras y el río Guadiaro). Debido a la destrucción y desaparición de sus archivos durante la Guerra Civil, poco se sabe de su historia. Sin embargo, los restos óseos y rupestres encontrados en sus alrededores sitúan los primeros vestigios de vida en la famosa Cueva de la Pileta (declarada Monumento Nacional en 1924) durante el Paleolítico. También es sabido que sus tierras han sido habitadas por celtas, romanos, visigodos, indios y semitas. De hecho, aún quedas restos y herencias de la cultura árabe, como su configuración urbanística o el propio nombre de la localidad. Para algunos Benaoján significa hijos de Oján (tribu bereber) y otros lo traducen como casa de panaderos. Y es que esta zona era conocida por sus numerosos molinos harineros y actividad panadera, además de sus huertos. En 1478 los Reyes Católicos reconquistan la zona, destruyendo la fortaleza árabe de la localidad. En 1571 la villa es repoblada con 60 familias de cristianos viejos procedentes de Castilla. Es en esta época cuando se construye la iglesia de Nuestra Señora del Rosario (s. XV), considerada el templo más antiguo del valle del Guadiaro. De la época árabe también se conserva una de las paredes de la torre vigía (Torre Sexima o del Moro). En 1974, Benaoján recibe el I Premio de Embellecimiento de los Pueblos de la Provincia de Málaga, aunque en la actualidad es más conocido por sus embutidos de cerdo, una industria que cuenta con más de 100 años de antigüedad (s. XIX) y que llegó a contar con hasta 26 fábricas. La Feria de las Chacinas (que se celebra cada año en fechas previas a la Navidad) se ha convertido en uno de sus reclamos turísticos más importantes. Sus dos fiestas más destacadas son la de la Virgen del Rosario, 7 de Octubre, y la del patrón de la localidad, San Marcos, 25 de Abril. Además de la Cueva del Gato y la Cueva de la Pileta, también se merece una mención especial su Nacimiento, una surgencia de agua en la Estación de Benaoján (junto al Hotel Molino del Santo) con un caudal de 880 litros por segundo (el más importante de la sierra).

Montejaque

En la Serranía de Ronda, a unos 690m de altitud sobre el nivel del mar, situada en torno a la Sierra de Líbar y el valle del Guadiaro, se encuentra la pequeña localidad de Montejaque. Con una población aproximada a los 1010 habitantes, cuenta con una superficie de 43km2. Debido a la proximidad con la Cueva de la Pileta y los restos encontrados por la zona, es posible que sus tierras ya fueran habitadas durante el Paleolítico. Por ellas también han pasado íberos y romanos, pero son los árabes los que han dejado mayor huella, tanto en el nombre de la localidad (Montejaque proviene de Monte-Xaquez, montaña perdida) como en su casco antiguo, típicamente nazarí con sus intrincadas y estrechas callejuelas. Durante esta época Montejaque y su fortificación militar gozaron de una notable importancia. Además, su alcazaba proporcionaba una visión de gran parte de la Serranía. De todo ello ya no queda nada, sólo su recuerdo en la finca El Castillo. Son muchas las historias asociadas a esta localidad desde la caída de Granada y la conquista de Ronda por los Reyes Católicos en 1485, los cuales nombraron al Conde de Benavente Señor de Montejaque y Benaoján. Pero también cuentan las crónicas que tras las revueltas moriscas del siglo XVI, el también morisco y alcaide de la villa de Montejaque, Mohamed Idriz fue recompensado con tierras y una renta vitalicia por no haber apoyado la causa. En una época más actual, ha albergado muchas generaciones de jóvenes que hicieron aquí la Instrucción Militar Superior. Pero, quizá, uno de los sucesos más importantes que han tenido lugar en esta zona fue el que se produjo durante la Guerra de la Independencia. En 1810 el guerrillero José de Aguilar reúne a unos 250 hombres procedentes de localidades cercanas (Montejaque, Benaoján, Atajate, Cortes de la Frontera y Jimera de Líbar) para enfrentarse a casi 700 soldados franceses. La reyerta tuvo lugar en el puente del río Guadares y, pese a su inferioridad, les derrotaron. Por eso desde hace unos años los montejaqueños rememoran y celebran en el mes de octubre este hecho épico con la recreación de la “Batalla de La Puente”. Otras de sus fiestas importantes tienen el lugar el 17 de Mayo (Virgen de la Escarihuela), el 25 de Julio (Feria de Santiago) y el 15 de Agosto (Virgen de la Concepción). En Montejaque también se pude visitar la iglesia parroquial de Santiago (s. XVII), el lavadero municipal, el Centro de Interpretación Espeleológica o la Ermita de la Escarihuela (además de la sima de Hundidero). Otra fachada muy significativa es la del Hotel Palacete Mañara (s. XVII).

Ronda

“Ciudad Soñada” por Rilke, ha sido admirada por numerosos artistas y autores literarios. Su historia, su urbanismo y su impresionante geografía la convierten en una de las ciudades más importantes de Andalucía y de España.

Teatro Romano de Acinipo

A unos 20 km de Ronda se encuentra el yacimiento arqueológico de Acinipo, una antigua ciudad romana de gran influencia política, social y económica en esta zona. Las construcciones más destacadas son el teatro, la plaza pública o las termas.

Valle del río del Genal

Es una comarca con uno de los parajes naturales mejor conservados de toda la provincia de Málaga. Entre su flora destacan las masas forestales de castaño, que tiñen los campos de un particular color rojizo en la época otoñal.

Parque Natural Sierra de las Nieves

Reserva de la biosfera, es uno de los lugares con mayor número de cavidades de Andalucía y de los pocos del mundo donde pueden verse bosques de pinsapos. También es considerada una zona ideal para practicar senderismo.

Parque Natural Los Alcornocales

Situado entre las provincias de Málaga y Cádiz, mantiene la mayor masa conservada y productiva de alcornocal de la Península Ibérica. Su gran diversidad de relieves y paisajes hacen de él un importante punto de turismo rural y ecológico.

Torre Séxima

Llamada coloquialmente “Torre del Moro”, fue construida por los musulmanes para controlar el paso del Valle del Guadiaro y como refugio en caso de ataque. Actualmente sólo queda en una pie una de las paredes.

El Pinsapar

Cercano a la localidad de Grazalema se encuentro otro de los bosques de mayor interés botánico de la Península Ibérica, el Pinsapar. Con unas 400 hectáreas de masa compacta, ha sido objeto de estudio durante siglos para científicos e investigadores de todo el mundo.